Publicidad

Mostrando las entradas con la etiqueta Predicas. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Predicas. Mostrar todas las entradas

Predica sobre 1 Corintios 13 El Amor

"El Amor: La Mayor de Todas las Virtudes"


Reflexionar sobre las palabras del apóstol Pablo en 1 Corintios 13, exploraremos el tema del amor, el cual se describe como la virtud suprema en la vida cristiana. En este pasaje, Pablo nos presenta una visión profunda y transformadora del amor que debe guiar nuestras vidas.

Publicidad

1. La Superioridad del Amor: (1 Corintios 13:1)


Pablo comienza enfatizando la superioridad del amor: "Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, soy solo un metal que resuena o un platillo que hace ruido". Aquí, Pablo destaca que, sin amor, incluso los dones espirituales más espectaculares son vacíos y sin valor. El amor es lo que da verdadero significado a nuestras acciones y palabras.


2. Sin Amor nada seré: (1 Corintios 13:2)


"Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y todo conocimiento, y si tengo una fe que puede mover montañas, pero no tengo amor, no soy nada". Este versículo subraya que el conocimiento y la fe sin amor son inútiles. El amor es esencial para dar vida y propósito a nuestros dones y habilidades.


3. Generosidad sin Amor: (1 Corintios 13:3)


"Si doy todo lo que poseo a los pobres y entrego mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me sirve". Incluso los actos de generosidad extrema carecen de verdadero valor si no están motivados por el amor. El amor es la esencia que da valor a nuestros sacrificios.


4. Características del Amor: (1 Corintios 13:4)


El amor se describe con una serie de características: "El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso". Estas cualidades nos muestran que el amor verdadero se manifiesta en actitudes y comportamientos que reflejan la bondad y la humildad.

Publicidad

5. La conducta del amor: (1 Corintios 13:5)


Pablo continúa describiendo cómo se comporta el amor: "No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor". El amor verdadero se caracteriza por la cortesía, la generosidad, el control del temperamento y el perdón. Estas conductas reflejan una vida guiada por el amor de Cristo.


6. La Verdad en el Amor: (1 Corintios 13:6)


El amor "no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad". El amor no encuentra satisfacción en la injusticia ni en el pecado, sino que se alegra en la verdad y en la justicia. El amor verdadero siempre busca lo que es correcto y justo.


7. La paciencia del amor: (1 Corintios 13:7)


"Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta". La paciencia del amor es una de sus características más notables. El amor es capaz de soportar las pruebas y las dificultades, siempre confiando y esperando en Dios. Es un amor que persevera a través de todas las circunstancias.


8. La Permanencia del Amor: (1 Corintios 13:8)


"El amor nunca falla". A diferencia de los dones espirituales que pasarán, el amor es eterno. El amor perdura más allá de esta vida y permanece para siempre. Es la virtud que nos conecta con lo eterno y lo divino.


9. La Supremacía del Amor: (1 Corintios 13:13)


"Y ahora permanecen estos tres: la fe, la esperanza y el amor. Pero el mayor de ellos es el amor". Pablo concluye su enseñanza subrayando la supremacía del amor sobre todas las demás virtudes. La fe y la esperanza son esenciales, pero el amor es el mayor de todos, porque es la esencia misma de la naturaleza de Dios.

Predica sobre 1 Corintios 13 El Amor
  1. Predica sobre Romanos 8:1-13 Carne y el Espiritu
  2. Predica sobre El Becerro de Oro: Idolatría Éxodo 32
  3. Predica sobre La División en la Iglesia


En conclusión, hermanos y hermanas, el amor es la virtud suprema que debe guiar nuestras vidas cristianas. Nos desafía a vivir de manera que nuestras acciones, palabras y actitudes reflejen el amor de Cristo. Que busquemos crecer en amor, permitiendo que transforme nuestras vidas y nos capacite para amar a Dios y a nuestro prójimo de manera auténtica y profunda.

Predica sobre Romanos 8:1-13 Carne y el Espiritu

"La Batalla entre la Carne y el Espíritu"


En nuestra vida cristiana, a menudo nos encontramos en una lucha interna entre la carne y el espíritu. La Biblia nos ofrece claridad y dirección en esta batalla espiritual, y hoy exploraremos las enseñanzas del apóstol Pablo en Romanos 8 sobre este tema crucial.

Publicidad

1. Liberación de la condenación: (Romanos 8:1a)


Comenzamos con una poderosa declaración de esperanza: "Por lo tanto, ya no hay condenación para los que están en Cristo Jesús". Esta verdad fundamental nos libera del peso de la condenación y nos recuerda que, a través de Cristo, somos justificados y perdonados.


2. Espíritu de vida me libró de la ley del pecado (Romanos 8:2)


En Cristo, hemos sido liberados del poder del pecado y la muerte. El Espíritu Santo mora en nosotros, capacitándonos para vivir una vida victoriosa sobre el pecado y sus consecuencias.


3. Elección desde una perspectiva espiritual: (Romanos 8:5)


Pablo nos insta a enfocar nuestra mente en las cosas del Espíritu, no en las de la carne. Nuestra elección y nuestra identidad deben estar arraigadas en la verdad espiritual de nuestra relación con Dios.


4. Mortificación de la Carne: (Romanos 8:13a)


El apóstol nos exhorta a mortificar las obras de la carne por el Espíritu. Esto implica una renuncia activa y diaria a las inclinaciones pecaminosas de nuestra naturaleza humana caída.

Publicidad

5. Hijos de Dios: (Romanos 8:14)


Como hijos de Dios, somos guiados por el Espíritu Santo. Él nos lleva en nuestro caminar cristiano, nos corrige, nos transforma y nos capacita para vivir de acuerdo con la voluntad de Dios.


6. Esperanza en la Redención Completa: (Romanos 8:23-25)


Aunque aún experimentamos luchas y sufrimientos en esta vida, aguardamos con paciencia la redención completa de nuestros cuerpos y la restauración final de toda la creación. Esta esperanza nos sostiene en tiempos difíciles y nos da un enfoque eterno.


7. Oración e Intercesión del Espíritu: (Romanos 8:26)


En nuestra debilidad, el Espíritu Santo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Su presencia y su obra en nuestras vidas nos fortalecen y nos sostienen en momentos de dificultad.


8. Victoria sobre la muerte: (Romanos 8:13a)


Finalmente, Pablo nos recuerda que si vivimos según el Espíritu, tendremos vida y paz. No seremos dominados por la carne ni condenados a la muerte espiritual, sino que experimentaremos la victoria y la libertad en Cristo.

Predica sobre Romanos 8:1-13 Carne y el Espiritu

  1. Predica sobre El Becerro de Oro: Idolatría Éxodo 32
  2. Predica sobre La División en la Iglesia
  3. Predica sobre Isaias 43: Dios, Nuestro Creador y Redentor

Conclusión

Hermanos y hermanas, la lucha entre la carne y el espíritu es una realidad diaria en la vida del creyente. Pero en Cristo, tenemos la esperanza y el poder para vencer. Que busquemos vivir en el Espíritu, caminando en obediencia y confiando en la gracia de Dios para fortalecernos en nuestra debilidad. Que el Espíritu Santo nos guíe y nos capacite para vivir vidas que honren a Dios en todo momento

Predica sobre El Becerro de Oro: Idolatría Éxodo 32

El Becerro de Oro: Idolatría Éxodo 32

Con Moisés en la cima de la montaña durante cuarenta días y cuarenta noches para recibir las tablas inscritas de los Diez Mandamientos y las instrucciones para construir el Tabernáculo, los israelitas se vuelven inquietos.

Se enfrentan a Aarón, que quedó a cargo, y le exigen que él - presumiblemente en su papel de sacerdote - les haga un dios "que irá delante de nosotros, para aquel hombre Moisés, que nos sacó de la tierra de Egipto - nosotros No sé qué ha sido de él.” (Éxodo 32:1).

Publicidad

Sienten la pérdida de liderazgo; habiendo aceptado previamente que Moisés intercedería por ellos ante Dios, ahora están sin rumbo, varados en el desierto. Así que su petición es específicamente a un dios que los guiará; ese había sido el trabajo de Moisés, pero no se le veía por ninguna parte.

El becerro de oro Aarón obedece: pide y recibe todos los aretes de oro de los israelitas –los aretes de oro que los israelitas habían “tomado prestados” de sus vecinos egipcios– y los funde, moldeándolos en forma de becerro. Entonces el pueblo exclama: “¡Estos son tus dioses, oh Israel, que te sacaron de la tierra de Egipto!”. (32:4). 

Aarón anuncia una fiesta al día siguiente, y el pueblo trae sacrificios, come, bebe, baila y se divierte.

Pero entonces Moisés baja de la montaña llevando las dos tablas en las que Dios personalmente había grabado los Diez Mandamientos y está tan furioso por el pecado del pueblo que rompe las tablas.

1. Desviación de la adoración verdadera (Éxodo 32:1):


El pueblo de Israel, en un momento de impaciencia y desesperación, se desvió de la adoración verdadera a Dios y se entregó a la idolatría, creando un becerro de oro como su objeto de adoración.


2. Impaciencia y Falta de Fe (Éxodo 32:1):


La construcción del becerro de oro revela la impaciencia y la falta de fe del pueblo de Israel. En lugar de confiar en la promesa y el poder de Dios, buscaron soluciones rápidas y terrenales para sus problemas.


3. Busque soluciones humanas en lugar de esperar en Dios (Éxodo 32:2):


En su impaciencia, el pueblo buscó soluciones humanas en lugar de esperar en la dirección y la provisión de Dios. Olvidaron que Él es el único que puede satisfacer sus necesidades y resolver sus problemas de manera perfecta.


4. Ceda a la presión del mundo circundante (Éxodo 32:3a):


La presión del mundo circundante y la influencia de las prácticas paganas llevaron al pueblo de Israel a apartarse de la voluntad de Dios y adoptar prácticas idolátricas.

Publicidad

5. Desobediencia a la Palabra de Dios (Éxodo 32:4):


Al construir el becerro de oro, el pueblo de Israel desobedeció directamente el mandamiento de Dios de no hacer ídolos ni adorar a ningún otro dios aparte de Él.


6. Olvido de las obras de Dios (Éxodo 32:5):


En su pecado, el pueblo olvidó rápidamente las grandes obras que Dios había hecho por ellos, desde su liberación de la esclavitud en Egipto hasta su protección y provisión en el desierto.


7. Reemplazo de Dios con ídolos hechos por el hombre (Éxodo 32:6):


El becerro de oro se convirtió en un símbolo de la rebelión del pueblo contra Dios, al reemplazar al Dios vivo y verdadero con un ídolo hecho por el hombre.


8. Intercesión por Misericordia y Perdón (Éxodo 32:11):


A pesar de su pecado, Moisés intercedió ante Dios en busca de misericordia y perdón para el pueblo de Israel, reconociendo la gravedad de su transgresión.

Predica sobre El Becerro de Oro: Idolatría Éxodo 32

Leia também

  1. Predica sobre La División en la Iglesia
  2. Predica sobre Isaias 43: Dios, Nuestro Creador y Redentor
  3. Predica sobre el Hombre de la Mano Seca: La Gracia Transformadora de Jesús Marcos 3:1-6

Conclusión:


El relato del becerro de oro en Éxodo 32 nos recuerda la gravedad de la idolatría y las consecuencias devastadoras de apartarnos de la adoración verdadera a Dios. Que aprendamos de este episodio trágico y busquemos siempre poner a Dios en el centro de nuestras vidas, confiando en Su provisión y guiados por Su Palabra. Que nunca nos apartemos de Él, sino que permanezcamos firmes en nuestra fe y devoción a Él.

Predica sobre Isaias 43: Dios, Nuestro Creador y Redentor

 Dios, Nuestro Creador y Redentor: Llamados por Nombre


Introducción:


En nuestro camino de fe, a menudo nos encontramos con desafíos, pruebas y momentos de incertidumbre. Sin embargo, en medio de todo esto, hay una verdad reconfortante: Dios nos conoce por nuestro nombre y nos llama a vivir en comunión con Él. Hoy vamos a explorar las profundas verdades de Isaías 43 y cómo nos revelan el amor, la protección y la fidelidad de nuestro Dios.

Publicidad

1. Dios nos creó y nos llama por nombre (Isaías 43:1):


Desde el principio de los tiempos, Dios nos conoció y nos llamó por nuestro nombre. Somos creaciones preciosas y únicas en Sus ojos, y Él nos ha dado un propósito y una identidad en Él mismo.


2. No temáis: Promesa de Protección en Agua y Fuego (Isaías 43:2):


En medio de las aguas turbulentas y el fuego ardiente de la prueba, Dios nos promete su protección y presencia constante. No importa cuán desafiante sea nuestra situación, Él está con nosotros para guiarnos y sostenernos.


3. Dios está con nosotros en tiempos de prueba (Isaías 43:3):


Cuando atravesamos el fuego de la adversidad y las aguas de la tribulación, Dios está con nosotros. Él es nuestro Salvador y Redentor, dispuesto a llevarnos a través de cualquier desafío que enfrentemos.


4. Dios nos ama y nos considera preciosos (Isaías 43:4):


A los ojos de Dios, somos inmensamente valiosos y amados. Él nos ha redimido con un amor eterno y nos llama a vivir en la plenitud de esa verdad, sabiendo que somos sus amados hijos.

Publicidad

5. Dios nos llama a ser testigos de su grandeza (Isaías 43:6):


Como pueblo redimido, tenemos el privilegio de ser testigos de la grandeza de nuestro Dios. Estamos llamados a proclamar Su gloria y compartir Su amor con el mundo que nos rodea.


6. Dios hace cosas nuevas en la vida de su pueblo (Isaías 43:18):


Aunque a menudo nos aferramos al pasado, Dios nos llama a mirar hacia adelante con fe y expectativa. Él está obrando continuamente en nuestras vidas, haciendo cosas nuevas y restaurando lo que está roto.


7. Dios ofrece agua en el desierto y ríos en el desierto (Isaías 43:19):


En medio de los lugares áridos y secos de nuestras vidas, Dios promete saciar nuestra sed espiritual y renovarnos con Su vida y provisión abundantes.


8. Llamados a Testificar del Poder de Dios (Isaías 43:21):


Como pueblo redimido, estamos llamados a testificar del poder y la fidelidad de nuestro Dios. Nuestras vidas deben reflejar Su gloria y llevar esperanza a un mundo que lo necesita desesperadamente.


9. Dios perdona y olvida nuestros pecados (Isaías 43:25):


A través de Jesucristo, Dios nos ofrece el perdón completo y la restauración de nuestra relación con Él. Nuestros pecados son borrados y olvidados por Su gracia y misericordia insondables.

Predica sobre Isaias 43: Dios, Nuestro Creador y Redentor

  1. Predica sobre el Hombre de la Mano Seca: La Gracia Transformadora de Jesús Marcos 3:1-6
  2. Predica sobre No Desmayar: Perseverando en la Fe
  3. Predica sobre los Muros de Jericó: Una Lección de Fe y Obediencia Josué 6:2-21

Conclusión:


Que podamos aferrarnos a estas promesas asombrosas de Isaías 43 en nuestros momentos de necesidad y desafío. Que recordemos siempre que somos amados, protegidos y redimidos por nuestro Dios fiel. Que vivamos cada día como testigos de Su grandeza y compartamos Su amor con un mundo necesitado. Y que nos regocijemos en el perdón y la gracia que Él nos ofrece libremente. 

Predica sobre el Hombre de la Mano Seca: La Gracia Transformadora de Jesús Marcos 3:1-6

 La Curación del Hombre de la Mano Seca: La Gracia Transformadora de Jesús


Introducción:


En el Evangelio de Marcos, encontramos un relato poderoso sobre la curación de un hombre con la mano seca en la sinagoga. Este evento nos enseña lecciones profundas sobre la gracia transformadora de Jesús y la resistencia que enfrenta la verdad. Vamos a sumergirnos en este pasaje para entender más sobre la obra redentora de nuestro Señor.

Publicidad

1. La Presencia del Hombre de la Mano Seca en la Sinagoga (Marcos 3:1):


En un día de reposo, Jesús entró en la sinagoga, y allí encontró a un hombre con la mano seca. Este hombre, necesitado de ayuda, se convierte en el foco de la atención tanto de Jesús como de los fariseos.


2. Actitud de Observación de los Fariseos para Acusarlo (Marcos 3:2):


Los fariseos, con sus corazones endurecidos por el legalismo y la hipocresía, observaban a Jesús para acusarlo. Su preocupación no era la curación del hombre, sino encontrar una razón para condenar a Jesús.


3. La Obediencia del Hombre al Llamado de Jesús (Marcos 3:3):


A pesar de la presión de los fariseos, el hombre con la mano seca respondió al llamado de Jesús. Él obedeció, confiando en que Jesús podía sanarlo.


4. El Desafío de Jesús a los Fariseos (Marcos 3:4):


Jesús, con su autoridad divina, desafió a los fariseos con una pregunta penetrante: "¿Es lícito hacer bien en los días de reposo, o hacer mal? ¿Salvar la vida, o quitarla?" Jesús confrontó su hipocresía y legalismo, llamándolos a la verdadera compasión y justicia.

Publicidad

5. La Transformación de la Mano del Hombre por la Palabra de Jesús (Marcos 3:5):


Ante la fe del hombre y la palabra de Jesús, la mano seca del hombre fue restaurada completamente. Este milagro demostró el poder de Jesús para transformar vidas y restaurar lo que estaba roto.


6. La Reacción de los Fariseos y el Inicio de los Planes Contra Jesús (Marcos 3:6):


En lugar de regocijarse por la sanidad del hombre, los fariseos se llenaron de ira y comenzaron a conspirar contra Jesús. Su corazón endurecido los cegó ante la verdad y los llevó a oponerse al Hijo de Dios.

Predica sobre el Hombre de la Mano Seca: La Gracia Transformadora de Jesús Marcos 3:1-6

  1. Predica sobre No Desmayar: Perseverando en la Fe
  2. Predica sobre los Muros de Jericó: Una Lección de Fe y Obediencia Josué 6:2-21
  3. Predica sobre 2 Timoteo 3:16-17 - Divina Escritura divina y su propósito en nuestras vidas 

Conclusión:


La historia del hombre de la mano seca nos enseña sobre la gracia transformadora de Jesús y la dura realidad del corazón humano. Jesús no solo tiene el poder de sanar nuestras heridas físicas, sino también nuestras heridas espirituales. Que podamos responder a Su llamado con fe y obediencia, confiando en Su poder para transformar nuestras vidas. Y que siempre estemos atentos a las trampas del legalismo y la hipocresía, buscando la verdad y la gracia de nuestro Señor Jesucristo. 

Predica sobre 2 Timoteo 3:16-17 - Divina Escritura divina y su propósito en nuestras vidas

 La Utilidad Divina de la Escritura


Introducción:


En nuestra jornada espiritual, contamos con un tesoro invaluable: la Palabra de Dios. En 2 Timoteo 3:16-17, el apóstol Pablo nos enseña acerca de la inspiración divina de las Escrituras y su profundo propósito en nuestras vidas. Hoy exploraremos cómo la Palabra de Dios nos enseña, refuta, corrige e instruye en justicia, capacitándonos para toda buena obra.

Publicidad

1. Enseñar (2 Timoteo 3:16):


La Escritura nos enseña la verdad divina y nos guía en el camino de la sabiduría. Nos revela el carácter de Dios, Su voluntad y Sus promesas para nosotros. A través de las Escrituras, aprendemos quién es Dios y cómo debemos vivir según Su voluntad.


2. Refutar (2 Timoteo 3:16):


La Palabra de Dios también nos capacita para refutar el error y la falsedad. Nos da discernimiento espiritual para identificar las mentiras del enemigo y nos fortalece para defender la verdad. Cuando enfrentamos desafíos doctrinales o enfrentamos la oposición, la Escritura nos equipa para mantenernos firmes en la fe.


3. Corregir (2 Timoteo 3:16):


La corrección amorosa es un aspecto vital del crecimiento espiritual. La Palabra de Dios nos corrige cuando nos desviamos del camino de la justicia y nos ayuda a volver al sendero correcto. Nos confronta con nuestras faltas y nos guía hacia la restauración y la santidad.


4. Instruir en Justicia (2 Timoteo 3:16):


La Escritura nos instruye en el camino de la justicia, enseñándonos cómo vivir vidas que honran a Dios. Nos muestra cómo amar a nuestro prójimo, cómo vivir en obediencia y cómo buscar la justicia en todas nuestras acciones. La Palabra de Dios nos capacita para vivir vidas santas y piadosas delante de Él.

Publicidad

5. Perfeccionamiento y Preparación (2 Timoteo 3:17):


La finalidad última de la Escritura es perfeccionarnos como hijos de Dios y equiparnos para toda buena obra. Nos prepara para ser hombres y mujeres de Dios, completamente capacitados y listos para servir en Su Reino. Nos moldea a la imagen de Cristo y nos envía al mundo para llevar a cabo Su obra.

Predica sobre 2 Timoteo 3:16-17 - Divina Escritura divina y su propósito en nuestras vidas

  1. Predica sobre Isaías 40:31 - Renovación en la Esperanza del Señor
  2. Predica sobre Jonas 2 - La Oración de la Restauración
  3. Predica sobre La Reconciliación con Dios 2 Corintios 5:20

Conclusión:


La Palabra de Dios es verdaderamente un regalo divino para nuestras vidas. Nos enseña, nos refuta, nos corrige y nos instruye en justicia, capacitándonos para toda buena obra. Que nos comprometamos a sumergirnos en las Escrituras, permitiendo que su verdad transforme nuestras vidas y nos prepare para servir fielmente al Señor. Que vivamos en obediencia a Su Palabra, confiando en Su poder para perfeccionarnos y equiparnos para Su servicio.

Predica sobre Jonas 2 - La Oración de la Restauración

  La Oración de Jonás: Un Llamado a la Restauración


Introducción:


En medio de las pruebas y dificultades de la vida, la oración se convierte en nuestro refugio y fortaleza. En el libro de Jonás, encontramos un poderoso ejemplo de cómo la oración puede llevarnos a la restauración y a una renovada comunión con Dios. Hoy, exploraremos la oración de Jonás desde el vientre del gran pez y las lecciones que podemos aprender de ella.

Publicidad

1. El Grito de Jonás desde el Vientre del Gran Pez (Jonás 2:1):


Jonás, en medio de su angustia y desesperación, clama a Dios desde las profundidades del mar. Su oración surge de un corazón quebrantado y humillado ante la soberanía divina.

  • Tienes que creer para ver el trabajo de oración. (Santiago 1:5-8).
  • Si no creemos, nuestras oraciones no serán contestadas. (Santiago 5:16).
  •  Hay que creer para ser sanado por el Señor. (Lucas 17:11-19).
  •  Creyeron antes de recibir la bendición. (Hechos 8:37).
  •  En este contexto, nos referimos a la “curación espiritual”.
  •  “Si creéis, podéis…” (Hechos 8:37).

2. El Reconocimiento de la Soberanía de Dios (Jonás 2:2):


En su oración, Jonás reconoce la soberanía absoluta de Dios sobre todas las cosas. Él entiende que incluso en su desobediencia y castigo, Dios aún tiene el control.


3. El Pedido de Ayuda en Medio de la Angustia (Jonás 2:3):


Jonás, en su desesperación, clama a Dios por ayuda. Reconoce su incapacidad para salvarse a sí mismo y pide la intervención divina en su situación desesperada.


4. Esperanza Renovada en la Misericordia de Dios (Jonás 2:9):


A pesar de su pecado y rebelión, Jonás encuentra esperanza en la misericordia de Dios. Reconoce el carácter compasivo y amoroso de Dios, que está dispuesto a perdonar y restaurar a aquellos que se vuelven sinceramente a Él.

Publicidad

5. El Reconocimiento de la Salvación como Venida del Señor (Jonás 2:9):


Jonás atribuye su salvación no a su propia habilidad o mérito, sino a la intervención directa del Señor. Reconoce que la salvación es un acto de gracia divina, un regalo que solo puede venir de Dios.


6. La Promesa de Cumplir los Votos Hechos al Señor (Jonás 2:9):


En su oración, Jonás hace un voto al Señor, comprometiéndose a cumplir con sus deberes y responsabilidades como siervo de Dios. Esta promesa refleja un corazón dispuesto a obedecer y servir a Dios en gratitud por su salvación.


7. El Milagro y la Fidelidad de Jonás (Jonás 2:10):


Dios responde a la oración de Jonás con un milagro asombroso: hace que el gran pez vomite a Jonás en tierra firme. Este milagro no solo demuestra el poder de Dios para salvar, sino también la fidelidad de Jonás al clamar a Dios en su hora de necesidad.

Predica sobre Jonas 2 - La Oración de la Restauración

  1. Predica sobre La Reconciliación con Dios 2 Corintios 5:20
  2. Predica sobre la Levadura de los Fariseos
  3. Predica sobre Balaam: Evitando el Camino de la Avaricia y la Desobediencia

Conclusión:


La oración de Jonás nos recuerda la importancia de buscar a Dios en medio de nuestras pruebas y tribulaciones. Nos enseña que incluso en nuestros momentos más oscuros, podemos encontrar esperanza y restauración en la presencia y el poder de Dios. Que sigamos el ejemplo de Jonás, clamando a Dios con sinceridad y humildad, confiando en su misericordia y fidelidad para salvarnos y restaurarnos.

Predica sobre La Juventud: Creciendo en Espíritu, Sabiduría y Gracia Lucas 2:40

 Creciendo en Espíritu, Sabiduría y Gracia

⁴⁰ Y el niño creció, y se hizo fuerte de espíritu, lleno de sabiduría; y la gracia de Dios fue sobre él Lucas 2:40

Introducción:


La juventud es un período crucial en nuestras vidas. Es un tiempo de crecimiento, aprendizaje y desarrollo, tanto físico como espiritual. En el Evangelio según Lucas, encontramos un pasaje que nos habla sobre el crecimiento de Jesús en su juventud, y podemos extraer valiosas lecciones de ello. Hoy, exploraremos cómo podemos aplicar estos principios a nuestras propias vidas.

Publicidad

1. Creció y se Hizo Fuerte en Espíritu (Lucas 2:40):


El primer punto que quiero destacar es cómo Jesús creció y se fortaleció en espíritu. Desde una edad temprana, Jesús estaba comprometido con su relación con Dios. Pasaba tiempo en oración y comunión con el Padre Celestial. Esta es una lección vital para nosotros como jóvenes: debemos cultivar nuestra vida espiritual, buscar a Dios en oración y meditación, y permitir que su Espíritu Santo nos fortalezca día a día.

Priorizar la Vida Espiritual: Dediquemos tiempo diario a la oración, lectura de la Biblia y comunión con Dios. Esto nos ayudará a fortalecernos en espíritu y a profundizar nuestra relación con él.

El Espíritu es el Don, que cumple Su propósito a través de una variedad de dones según 1 Cor. 12:4.

Vivienda del Espíritu Santo. Romanos 8:9, 14, la Unción del Espíritu Santo I Juan 2:20- proporcionó a los creyentes el conocimiento de la verdad.

El Sellado del Espíritu Santo. II Cor. 1:21-22 y Ef. 1:13-14 (Sellado con el Espíritu Santo prometido cuando escuchamos la palabra de verdad y creemos en él). ROM. 8:14-17- Da testimonio si caminamos en la palabra.

2. Creced Llenos de Sabiduría Divina (Lucas 2:40):


Además de crecer en espíritu, Jesús también creció en sabiduría divina. Él estaba comprometido con el estudio de las Escrituras y la comprensión de la voluntad de Dios. Como jóvenes, debemos buscar la sabiduría que viene de Dios, llenando nuestras mentes con su Palabra y permitiendo que nos guíe en todas nuestras decisiones y acciones.

Buscar Sabiduría en la Palabra de Dios: Comprometámonos a estudiar las Escrituras y a aplicar sus enseñanzas en nuestra vida diaria. La sabiduría divina nos guiará en la toma de decisiones y nos ayudará a discernir lo que es bueno y agradable a los ojos de Dios.

  • Dios quiere que oremos por sabiduría. - Santiago 1: 5; Hebreos 4:16
  • Caminar en Sabiduría (COL 4:5)
  • El fruto de la sabiduría divina (Santiago 3:17)
Publicidad

3. Crecer en la Gracia de Dios (Lucas 2:40):


Finalmente, Jesús creció en la gracia de Dios. La gracia de Dios es su favor y bondad hacia nosotros, que no merecemos. Jesús vivió en armonía con la voluntad de Dios, confiando en su provisión y descansando en su gracia. Como jóvenes, debemos buscar crecer en la gracia de Dios, reconociendo nuestra dependencia de él en todas las áreas de nuestras vidas.

Depender de la Gracia de Dios: Reconozcamos nuestra necesidad de la gracia de Dios en nuestras vidas. No confiemos en nuestras propias fuerzas, sino en el favor inmerecido de Dios que nos sostiene y nos fortalece en todo momento.

Nuestra Vida Cristiana es fruto de la gracia de Dios:

  • Para salvar: Rom. 5:2; 1 mascota. 1:5
  • Para instrucción: Tito 2:12
  • ¡Redimidos por la sangre del cordero! Romanos 3:24; Colosenses 1:14
  • Perdonado Colosenses 1:14, 2:13, 3:13

La gracia de Dios nos ha levantado para reinar (Efesios 2:1-10)
La gracia de Dios nos reconcilió con la adoración (Efesios 2:11-22)
Predica sobre La Juventud: Creciendo en Espíritu, Sabiduría y Gracia Lucas 2:40

Conclusión:


Hermanos y hermanas, la juventud es un tiempo de oportunidad y crecimiento. Sigamos el ejemplo de Jesús, creciendo en espíritu, sabiduría y gracia. Que nuestras vidas reflejen el compromiso con Dios y su voluntad, y que seamos testimonios vivientes de su amor y gracia para el mundo que nos rodea. 

Predica sobre Isaías 53 Siervo Sufriente el Renuevo

 El Renuevo de la Esperanza: La Historia del Siervo Sufriente


Introducción:


En el libro de Isaías encontramos uno de los pasajes más profundos y conmovedores sobre el siervo sufriente, quien es identificado como el Renuevo de Dios. En medio de su humilde apariencia y sufrimiento, este siervo lleva consigo el propósito redentor de Dios para la humanidad. A través de esta historia, encontramos renovación, esperanza y salvación. Reflexionemos juntos sobre las lecciones que podemos extraer de este relato inspirador.

Publicidad

1. Identificación del Siervo Sufriente como el Renuevo de Dios (Isaías 53:2a):


Isaías nos presenta al siervo sufriente como el Renuevo de Dios, una figura que trae nueva vida y esperanza a un mundo afligido por el pecado y la desesperación. Este Renuevo es una promesa de renovación y restauración para todos los que creen en Él.


2. La Humilde Apariencia (Isaías 53:2b):


Aunque el siervo sufriente es el Renuevo de Dios, Su apariencia es humilde y despreciada por los hombres. No es reconocido ni estimado como debería ser. Esta humildad nos enseña que Dios a menudo obra a través de lo que el mundo considera débil y despreciable.


3. Sufrimiento y Rechazo (Isaías 53:3a):


El siervo sufriente experimenta dolor y rechazo. Es despreciado y abandonado por los hombres, sufriendo en carne y espíritu. Este sufrimiento nos recuerda el costo del pecado y la profundidad del amor de Dios que lo lleva a identificarse con nuestras aflicciones.


4. El Propósito Redentor (Isaías 53:5):


A pesar del sufrimiento, el siervo sufriente lleva consigo un propósito redentor. Isaías 53:5 nos dice que Él fue herido por nuestras transgresiones y molido por nuestras iniquidades. Su sacrificio es la base de nuestra redención y reconciliación con Dios.

Publicidad

5. Silencio Ante las Acusaciones (Isaías 53:7):


Aunque injustamente acusado y condenado, el siervo sufriente permanece en silencio ante sus opresores. Su actitud de humildad y sumisión nos enseña la importancia de confiar en la justicia de Dios y no en la venganza humana.


6. Justificación y Salvación Mediante el Sacrificio (Isaías 53:11):


El siervo sufriente justifica a muchos mediante Su conocimiento. Su sacrificio expiatorio nos libera del poder del pecado y nos ofrece salvación eterna. En Él encontramos perdón y restauración para nuestras almas.


7. Sustituto de Nuestros Pecados (Isaías 53:6):


Isaías 53:6 nos recuerda que todos nosotros nos desviamos como ovejas, pero el siervo sufriente lleva sobre sí nuestros pecados. Él es nuestro sustituto, tomando nuestro lugar en el juicio divino para que podamos ser reconciliados con Dios.


8. La Resurrección y el Triunfo (Isaías 53:10):


Aunque el siervo sufriente fue herido y afligido, Isaías 53:10 nos dice que Él verá su descendencia y prolongará sus días. Esta profecía apunta a la resurrección y al triunfo final sobre el pecado y la muerte. En Cristo, encontramos la victoria sobre todo mal.


9. Intercesión por los Transgresores (Isaías 53:12):


El siervo sufriente intercede por los transgresores, llevando sobre sí el pecado de muchos y haciendo intercesión por los pecadores. Su amor sacrificial nos muestra la profundidad del amor de Dios por la humanidad perdida.


10. Fuente de Esperanza y Vida Eterna (Isaías 53:11):


Finalmente, Isaías 53:11 nos asegura que mediante el conocimiento del siervo sufriente, muchos serán justificados y llevarán la iniquidad de ellos mismos. En Él encontramos esperanza y vida eterna, transformando nuestras vidas y dándonos un futuro seguro en Dios.

Predica sobre Isaías 53 Siervo Sufriente el Renuevo

  1. Predica sobre Los Diez Leprosos: La Importancia de la Gratitud a Dios Lucas 17:12-19
  2. Predica sobre Salmo 118 - El Señor me ayudó
  3. Predica sobre Servir a Dios: Con Todo Nuestro Corazón

Conclusión:


La historia del siervo sufriente es un recordatorio poderoso del amor redentor de Dios por la humanidad. En medio del sufrimiento y la aflicción, encontramos renovación y esperanza en Cristo, quien es el Renuevo de la vida eterna. Que nuestras vidas reflejen la gratitud y la adoración por el sacrificio de Jesús, y que seamos portadores de Su luz y amor en un mundo necesitado.

Predica sobre El Afán: Controlar nuestros deseos y dirigirlos hacia Dios

Predica sobre El Afán: Controlar nuestros deseos y dirigirlos hacia Dios

Introducción:


El afán, esa inquietud y ansiedad constante por alcanzar nuestras metas y deseos, puede consumirnos y apartarnos del camino de Dios si no lo manejamos correctamente. Sin embargo, las Escrituras nos ofrecen sabiduría y guía para controlar nuestros deseos y dirigirlos hacia Dios. Acompañemos nuestras reflexiones mientras exploramos cómo podemos controlar el afán y encontrar paz y plenitud en la voluntad de nuestro Señor.

Publicidad

La Importancia de Dirigir los Deseos a Dios (Salmo 37:4):


Comencemos con el Salmo 37:4, que nos recuerda la importancia de dirigir nuestros deseos hacia Dios. Cuando nuestros corazones están alineados con los deseos de Dios, Él nos concede las peticiones de nuestro corazón. Esto no significa que Dios nos concederá todo lo que queremos, sino que nuestros deseos estarán en armonía con Su voluntad y propósito para nuestras vidas.


La Importancia de Alinear los Deseos con la Voluntad de Dios (Filipenses 2:13):


En Filipenses 2:13, se nos enseña que Dios obra en nosotros tanto el querer como el hacer, según Su buena voluntad. Esto significa que nuestros deseos deben alinearse con la voluntad de Dios, permitiendo que Él moldee y guíe nuestros anhelos y aspiraciones. Cuando nos sometemos a la voluntad de Dios, encontramos paz y satisfacción en Sus designios para nosotros.


Los Deseos como Reflejo de los Anhelos del Corazón (Proverbios 13:12):


Proverbios 13:12 nos recuerda que los deseos no cumplidos pueden causar desánimo y desesperación. Nuestros deseos son reflejos de los anhelos más profundos de nuestro corazón, y cuando no se cumplen, pueden llevarnos a la tristeza. Sin embargo, cuando nuestros deseos están alineados con la voluntad de Dios, encontramos consuelo y esperanza en Su promesa de cuidarnos y proveernos.


Los Deseos como Motivadores de la Oración (Salmo 145:19):


El Salmo 145:19 nos asegura que Dios escucha y atiende los deseos de aquellos que le temen y lo invocan en verdad. Nuestros deseos pueden ser poderosos motivadores para la oración, llevándonos a buscar la dirección y la intervención divina en nuestras vidas. Cuando presentamos nuestros deseos a Dios en oración, confiamos en Su soberanía y bondad para responder según Su sabiduría perfecta.


La Amonestación de Controlar los Deseos Carnales (1 Juan 2:16):


1 Juan 2:16 nos advierte sobre los deseos carnales que nos alejan de Dios y nos conducen al pecado. Estos deseos egoístas y mundanos pueden enredarnos en la búsqueda de placer y satisfacción temporal, alejándonos de la plenitud espiritual que encontramos en Cristo. Es crucial discernir entre los deseos que nos conducen a Dios y aquellos que nos apartan de Él.


La Necesidad de Evaluar y Purificar los Deseos (Salmo 139:23-24):


El Salmo 139:23-24 nos insta a examinar nuestros corazones y deseos delante de Dios, permitiendo que Él nos guíe en el camino de la vida eterna. Al evaluar y purificar nuestros deseos a la luz de la verdad divina, podemos encontrar claridad y dirección en nuestras decisiones y acciones. La búsqueda de la voluntad de Dios debe ser nuestra prioridad suprema.


Controlar los Deseos como Señal de Madurez Espiritual (Gálatas 5:24):


Gálatas 5:24 nos enseña que aquellos que pertenecen a Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Controlar los deseos carnales y vivir según el Espíritu Santo es una señal de madurez espiritual y compromiso con Cristo. Cuando permitimos que el Espíritu Santo gobierne nuestros deseos, experimentamos libertad y victoria sobre el pecado.


La Promesa del Cumplimiento de los Deseos Justos (Proverbios 10:24):


Finalmente, Proverbios 10:24 nos asegura que los deseos del justo serán cumplidos. Cuando nuestros deseos están alineados con la voluntad de Dios y buscamos Su reino y Su justicia, Él nos concede las peticiones de nuestro corazón. Confiamos en Su fidelidad y bondad para satisfacer nuestras necesidades y cumplir los deseos que están de acuerdo con Su perfecto plan.

Predica sobre El Afán: Controlar nuestros deseos y dirigirlos hacia Dios

  1. Predica sobre Obed-Edom: Bendición, Servicio y Fidelidad en la Casa de Dios
  2. Predica sobre La Disciplina: Forjando Carácter en la Vida Cristiana
  3. Predica sobre La Prosperidad: Bendiciones Espirituales y Materiales en Dios

Conclusión:


El afán y los deseos pueden ser poderosos impulsores en nuestras vidas, pero debemos aprender a controlarlos y dirigirlos hacia Dios. Al alinear nuestros deseos con la voluntad de Dios, encontramos paz, satisfacción y plenitud en Su amor y propósito para nosotros. Que nuestras vidas estén marcadas por el deseo de buscar a Dios en todo momento y confiar en Su dirección y provisión

Predica sobre La Prosperidad: Bendiciones Espirituales y Materiales en Dios

 "La Verdadera Prosperidad: Bendiciones Espirituales y Materiales en Dios"


Introducción:


En el mundo actual, la idea de prosperidad se asocia principalmente con el éxito material y financiero. Sin embargo, como creyentes, debemos comprender que la verdadera prosperidad abarca mucho más que simplemente acumular riquezas terrenales. 

A través de las Escrituras, encontramos un mensaje de prosperidad que va más allá de lo material y se arraiga en la bendición de Dios y la prosperidad espiritual. Acompañemos nuestras reflexiones mientras exploramos la visión bíblica de la verdadera prosperidad.

Publicidad

Dios como Proveedor de Todas las Necesidades (Filipenses 4:19):


Comencemos recordando que Dios es el proveedor de todas nuestras necesidades, como se menciona en Filipenses 4:19. Esta promesa nos asegura que no debemos preocuparnos por nuestras necesidades materiales, porque Dios cuida de nosotros abundantemente. 

Reflexionemos sobre cómo confiar en Dios como nuestro proveedor nos libera del temor y la ansiedad.


La Promesa de Prosperidad en los Planes de Dios (Jeremías 29:11):


En Jeremías 29:11, Dios nos asegura que tiene planes de prosperidad para nosotros, planes para nuestro bienestar y no para nuestro mal. Esta promesa nos infunde esperanza y nos recuerda que Dios está comprometido con nuestro bienestar en todos los aspectos de nuestra vida. 

Reflexionemos sobre cómo confiar en los planes de Dios nos da la seguridad de un futuro lleno de esperanza y prosperidad.


El Llamado a la Prosperidad Espiritual y Material (3 Juan 1:2):


El apóstol Juan nos presenta una visión holística de la prosperidad en 3 Juan 1:2, donde nos revela el deseo de Dios de que prosperemos en todas las áreas de nuestra vida, tanto espiritual como materialmente. 

Esta es una invitación a buscar una prosperidad equilibrada que incluya la salud espiritual, emocional, relacional y financiera. Reflexionemos sobre cómo nuestra prosperidad espiritual influye en todas las demás áreas de nuestra vida.


La Responsabilidad de la Gestión de Recursos (Lucas 16:10):


Siendo conserjes de los recursos que Dios nos ha confiado, tenemos la responsabilidad de administrarlos sabiamente, como Jesús nos enseña en Lucas 16:10. 

Esto incluye el uso sabio de nuestras finanzas, talentos y tiempo para el beneficio del Reino de Dios y el prójimo. Reflexionemos sobre cómo nuestras decisiones financieras y de gestión reflejan nuestra fe y compromiso con Dios.


La Advertencia contra la Avaricia y la Avaricia (1 Timoteo 6:10):


En 1 Timoteo 6:10, Pablo nos advierte sobre los peligros de la avaricia y el amor al dinero, que pueden llevarnos por caminos destructivos. 

La búsqueda obsesiva de riquezas materiales puede corromper nuestros corazones y apartarnos de la verdadera prosperidad que viene de Dios. Reflexionemos sobre cómo debemos guardar nuestros corazones de la codicia y cultivar una actitud de generosidad y desapego.


La Bendición de la Generosidad y el Diezmo (Malaquías 3:10):


La generosidad y el diezmo son formas prácticas de honrar a Dios y abrirnos a Su provisión abundante, como se menciona en Malaquías 3:10. Dios nos desafía a poner a prueba Su fidelidad al devolverle una parte de nuestros ingresos y recursos. 

Reflexionemos sobre cómo nuestra obediencia en la entrega puede desencadenar bendiciones tanto espirituales como materiales en nuestras vidas.


Buscar el Reino de Dios Resulta en Prosperidad (Mateo 6:33):


Jesús nos da una poderosa promesa en Mateo 6:33, instándonos a buscar primero el Reino de Dios y Su justicia, asegurándonos que todas las demás cosas nos serán añadidas. Esto significa priorizar nuestra relación con Dios y vivir de acuerdo con Sus principios, confiando en que Él proveerá todas nuestras necesidades. Reflexionemos sobre cómo nuestra búsqueda constante del Reino de Dios nos lleva a una verdadera prosperidad y plenitud en todas las áreas de la vida.


El Ejemplo de Hombres y Mujeres Piadosos que Prosperan (Génesis 39:2-3):


Un ejemplo de prosperidad según el corazón de Dios se encuentra en la vida de José, como se describe en Génesis 39:2-3. A pesar de enfrentar adversidades y desafíos, José prosperó en todo lo que hizo porque el Señor estaba con él. 

Este ejemplo nos enseña que la verdadera prosperidad viene de la presencia y el favor de Dios en nuestras vidas. Reflexionemos sobre cómo nuestra fidelidad y obediencia pueden conducirnos a la prosperidad según la voluntad de Dios.


La Visión Bíblica de la Verdadera Prosperidad (Mateo 6:19-21):


Finalmente, en Mateo 6:19-21, Jesús nos enseña a no almacenar tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido corroen y los ladrones roban, sino a almacenar tesoros en el cielo, donde nada puede destruirlos. Esta es la esencia de la verdadera prosperidad: una riqueza que trasciende lo material y se arraiga en la eternidad. 

Reflexionemos sobre cómo nuestras prioridades y valores reflejan nuestra comprensión de la verdadera prosperidad en Dios.

Predica sobre La Prosperidad: Bendiciones Espirituales y Materiales en Dios
  1. Predica sobre La Gloria de Dios
  2. Predica sobre La Vanidad: Escapando de la Trampa
  3. Predica sobre La Paz de Cristo


Conclusión:


Que podamos abrazar la visión bíblica de la verdadera prosperidad, que va más allá de la acumulación de riquezas materiales y se arraiga en la bendición de Dios y la prosperidad espiritual. Que podamos administrar sabiamente los recursos que Dios nos ha confiado, guardando nuestros corazones de la avaricia y la codicia, y buscando primero Su Reino y Su justicia. Que nuestra vida refleje la generosidad, la integridad y la fidelidad que caracterizan a aquellos que viven en verdadera prosperidad según la voluntad de Dios. Amén.

Predica sobre Adoración y Alabanza

 La Dulzura de la Adoración y la Alabanza


Introducción:


La adoración y la alabanza son componentes vitales de nuestra relación con Dios. A través de la adoración, nos conectamos con nuestro Creador y experimentamos Su presencia de una manera especial. Hoy, exploraremos juntos la naturaleza y la importancia de la adoración y la alabanza en nuestras vidas, basándonos en las Escrituras.

Publicidad

I. La Naturaleza de la Adoración - Juan 4:23-24


En Juan 4:23-24, Jesús enseña que Dios busca adoradores que lo adoren en espíritu y en verdad. La adoración verdadera va más allá de los rituales externos; es un acto del corazón que reconoce la grandeza y la majestad de Dios.


II. El llamado a la alabanza constante - Salmo 34:1


El Salmo 34:1 nos llama a alabar al Señor en todo momento. La alabanza constante es una actitud del corazón que reconoce las bendiciones de Dios y le da gracias en todo momento, tanto en la alegría como en la adversidad.


III. La alabanza como expresión de gozo - Salmo 100:1-2


El Salmo 100:1-2 nos insta a entrar en la presencia de Dios con cánticos de gozo y alabanza. La alabanza es una expresión de nuestro regocijo en el Señor, mostrando nuestra gratitud por Su amor y fidelidad.


IV. La adoración como respuesta al amor de Dios - 1 Juan 4:19


1 Juan 4:19 nos recuerda que amamos a Dios porque Él nos amó primero. Nuestra adoración es una respuesta al increíble amor que Dios ha demostrado hacia nosotros a través de Jesucristo. Es un acto de gratitud y devoción hacia nuestro Salvador.


V. La importancia de la alabanza en comunidad - Hebreos 10:25


Hebreos 10:25 nos exhorta a no dejar de congregarnos, sino a animarnos mutuamente. La alabanza en comunidad fortalece nuestra fe y nos une como cuerpo de Cristo. Es un recordatorio de que no estamos solos en nuestro viaje de fe.


VI. La alabanza como instrumento de liberación - Hechos 16:25-26


En Hechos 16:25-26, Pablo y Silas alabaron a Dios en medio de la prisión, y sus cadenas fueron rotas. La alabanza tiene el poder de romper las cadenas del temor, la duda y la aflicción. Nos libera y nos llena de esperanza incluso en los momentos más oscuros.


VII. La adoración como consagración de la vida - Romanos 12:1


Romanos 12:1 nos insta a ofrecer nuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. La adoración va más allá de las canciones; es una vida consagrada al Señor, donde cada acción y decisión honra Su nombre.


VIII. Alabanza como reconocimiento de la soberanía de Dios - Salmo 95:6


En Salmo 95:6, se nos llama a postrarnos y a inclinarnos delante del Señor nuestro Hacedor. La alabanza reconoce la soberanía de Dios sobre nuestras vidas y el universo entero. Es una expresión de sumisión y reverencia hacia nuestro Dios todopoderoso.


IX. La adoración como anticipación de la eternidad - Apocalipsis 7:12


En Apocalipsis 7:12, se describe una escena celestial donde los redimidos adoran a Dios por toda la eternidad. Nuestra adoración en la tierra es un preludio de la adoración eterna que experimentaremos en la presencia de Dios en el cielo.


X. La alabanza como arma espiritual - Salmo 149:6


Finalmente, en Salmo 149:6, se nos dice que la alabanza es una espada de dos filos en nuestras manos. La alabanza es una poderosa arma espiritual que utilizamos para derribar fortalezas y vencer las batallas espirituales.

Predica sobre Adoración y la Alabanza

  1. Predica sobre La Obediencia para Jóvenes
  2. Predica sobre El Carnaval: Un Llamado a la Santidad 
  3. Predica sobre Isaías 41:10 "Dios Está Contigo"

Conclusión:


La adoración y la alabanza son más que simples actividades; son expresiones profundas de nuestra relación con Dios. Que nuestras vidas estén llenas de adoración y alabanza, reconociendo la grandeza de nuestro Señor y experimentando Su presencia transformadora en todo momento

Predica sobre la Visión Espiritual

 "La Importancia de la Visión Espiritual"


Introducción:


En nuestra travesía espiritual, la visión espiritual se convierte en una brújula divina que guía nuestros pasos y da significado a nuestras vidas. ¿Cómo podemos cultivar esta visión espiritual que va más allá de lo visible y nos conecta con la realidad eterna? Exploremonos juntos esta vital verdad, recordando que, como dice Proverbios 29:18, "donde no hay visión, el pueblo perece".

Publicidad

I. La Solicitud de Visión Espiritual: Salmo 119:18


Comencemos con el Salmo 119:18, donde el salmista clama: "Ábreme los ojos, y miraré las maravillas de tu ley". Aquí, vemos la humildad en reconocer nuestra necesidad de que Dios nos revele Su verdad. La oración por visión espiritual es el primer paso para recibir discernimiento y entendimiento divino.


II. La Profundidad de la Visión Espiritual: 2 Corintios 4:18


Pablo nos lleva a comprender la profundidad de la visión espiritual en 2 Corintios 4:18: "Pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas". Aquí se destaca la transitoriedad de la realidad visible frente a la eternidad de lo invisible. La visión espiritual nos invita a mirar más allá de las circunstancias presentes hacia la realidad duradera de Dios.


III. La Visión que Da Discernimiento: 1 Corintios 2:14-15


1 Corintios 2:14-15 nos revela que "el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios". La visión espiritual implica discernimiento, y este discernimiento proviene de la comunión con el Espíritu Santo. Es un regalo divino que nos capacita para comprender y abrazar la verdad espiritual.


IV. La Visión del Reino de Dios: Mateo 6:33


Jesús nos instruye en Mateo 6:33 a buscar primero el reino de Dios y Su justicia. La visión espiritual nos orienta hacia la prioridad divina, centrando nuestros corazones en lo eterno y liberándonos de las preocupaciones terrenales. Enfocarnos en el reino de Dios transforma nuestra perspectiva diaria.


V. La Lucha por la Visión Espiritual: Efesios 6:12


En Efesios 6:12, Pablo nos recuerda que "nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo". La visión espiritual nos ayuda a reconocer la verdadera naturaleza de la batalla espiritual que enfrentamos. Sin esta visión, corremos el riesgo de malinterpretar las luchas diarias.


VI. Visión Espiritual Basada en la Fe: Hebreos 11:1


Hebreos 11:1 nos ofrece una definición clara de la fe: "Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve". La visión espiritual está arraigada en la fe. A medida que confiamos en la fidelidad de Dios, nuestros ojos espirituales se abren a las realidades divinas.


VII. La Visión de la Gloria Eterna: 2 Corintios 4:17-18


Finalmente, 2 Corintios 4:17-18 nos alienta con estas palabras: "Pues esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven". La visión de la gloria eterna nos sostiene en medio de las pruebas, recordándonos que nuestras luchas actuales son pasajeras en comparación con la gloria venidera.

Predica sobre la Visión Espiritual

  1. Predica sobre La Paternidad de Dios: Un Amor Incomparable
  2. Predica sobre El Trabajo del Obrero en el Reino de Dios
  3. Predica sobre Noé: Lecciones de la Vida de Noé

Conclusión:


La visión espiritual no es simplemente ver con los ojos, sino entender con el corazón. Nos llama a mirar más allá de la superficie de la vida cotidiana y a sumergirnos en las profundidades de la verdad divina. Oremos por una visión espiritual que transforme nuestras vidas, nos guíe en justicia y nos permita vivir en anticipación de la gloria eterna que nos espera

Predica sobre Fin de Año: 7 Metas para el Año Nuevo Cristiano

7 Metas para el Año Nuevo Cristiano: Sermon

Fin de año: El tiempo pasa rápidamente (Job 9:25, 26; 14: 2). El tiempo está lleno de una transición rápida (Isaías 21:16; Sant. 4: 13ss)

Cristo puede regresar este año (2 Tes. 2: 1, 2). Puede que no sobrevivamos este año (Salmo 89:48). ¡La eternidad está cada día más cerca (Rom. 13:11)!

¡Lá vida és dura! ¡Consíguete un casco! La vida puede estar llena de altibajos.

A veces, estos picos parecen cortos mientras que los valles son muy largos. Génesis 37-41. A menudo, si no tenemos cuidado, podemos entrar en un estado de "no crecimiento". 1 color 10:12

Aquí es donde llegamos a una meseta o nos estancamos en nuestro cristianismo en lugar de ver un crecimiento constante. Juan 15.

Publicidad

La madurez espiritual requiere esfuerzo !!!  Solo porque entendemos a Matt. 11: 28-30 no significa que ser cristiano siempre esté libre de trabajo y fatiga.

Considere Hebreos 5:14 nuevamente.

Objetivos para el Año Nuevo Cristiano:

1. Compromiso con la Oración y el Compañerismo Diario - 1 Tesalonicenses 5:17

En primer lugar, recordemos el llamado a la oración constante y al compañerismo diario con Dios. 1 Tesalonicenses 5:17 nos insta: "Orad sin cesar". Este año, comprometámonos a cultivar una vida de oración continua, manteniendo una conexión constante con nuestro Padre celestial. Además, fortalezcamos nuestro compañerismo diario con Dios a través de la lectura de Su Palabra y la escucha de Su voz.

2. Crecimiento en la Palabra de Dios - 2 Timoteo 3:16-17

El segundo objetivo es un compromiso renovado con el crecimiento en la Palabra de Dios. En 2 Timoteo 3:16-17, aprendemos que "toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra". Este año, dediquémonos a estudiar y meditar en la Palabra, permitiendo que moldee nuestras vidas y nos prepare para servir en Su obra.

3. Búsqueda de la Santidad en la Vida Cotidiana - 1 Pedro 1:16

En tercer lugar, abracemos la llamada a la santidad en nuestra vida cotidiana. 1 Pedro 1:16 nos exhorta: "porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo". La santidad no es solo una aspiración, sino un llamado divino. En el nuevo año, busquemos la santidad en nuestras acciones, palabras y pensamientos, reflejando la imagen de Cristo en todo lo que hacemos.

4. Práctica de la Gratitud en Todas las Circunstancias - 1 Tesalonicenses 5:18

El cuarto objetivo es la práctica de la gratitud en todas las circunstancias. A pesar de los desafíos que puedan surgir, 1 Tesalonicenses 5:18 nos recuerda: "Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús". Cultivemos una actitud agradecida, reconociendo que la gratitud no solo refleja nuestra confianza en Dios, sino que también impacta positivamente nuestra perspectiva y actitud.

5. Participación Activa en la Comunidad Cristiana - Hebreos 10:24-25

En sexto lugar, busquemos una participación activa en la comunidad cristiana. Hebreos 10:24-25 nos exhorta: "Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca". Este año, comprometámonos a ser una fuente de ánimo y apoyo en nuestra comunidad, fortaleciendo los lazos que nos unen como familia en Cristo.

6. Meta para el año nuevo cristiano: Una vida devocional

Tiempo planificado regular.

Oración: “Abrir tu corazón a Dios como a un amigo” (Steps to Christ, p. 93).

Estudio bíblico: (Salmo 119: 105)

  • A. Relacional.
  • B. Reflexivo.
  • C. Meditativo.

Memorización de las Escrituras: (Salmo 119: 11)

  • A. Proceso regular.
  • B. Aplicación personal.

Meditación:

  • A. Contenido.
  • B. Narrativa.
  • C. Oración ante el trono.

Adorar es ser sincero / de corazón Juan 4:24 en espíritu y en verdad

7. Metas para el año nuevo cristiano: Decidido a aprender y crecer

Una disciplina de aprendizaje. Dando fruto (Gálatas 5: 22-26). Viviendo en gracia para entrar por la puerta del cielo (2 Pedro 1: 5-11). Jesús enseñó cómo (Mateo 6: 9-13)

Para ser usado en todo (Filipenses 4: 6; Salmo 42)

Sin cesar (Lc 18, 1-8)

Superar la debilidad personal (Lucas 18: 9-14; Colosenses 3: 5-11)

Para otros (1 Sam. 12:23; Rom. 1: 9; 2 Tim. 1: 3)

Decide orar más

"Entonces enséñanos a contar nuestros días, para que ganemos un corazón de sabiduría". Salmo 90:12

¿Cómo vivir como el hombre nuevo en este nuevo año? Busque el perdón de Dios con urgencia

Recibe la corrección del Señor (Salmo 90: 3). “TEMER” la ira de Dios (Salmo 90: 7, 11)

Tome el plan del perdón (Salmo 90:13, 14)

3 Metas para el Año Nuevo Cristiano: Sermon

En conclusión, estos siete objetivos nos ofrecen una guía práctica para vivir de acuerdo con el propósito divino en el nuevo año. Al comprometernos con la oración y el compañerismo, crecimiento en la Palabra, búsqueda de la santidad, práctica de la gratitud, desarrollo del fruto del Espíritu y participación activa en la comunidad, nos acercamos más a la imagen de Cristo. Que este nuevo año sea un tiempo de crecimiento espiritual y de glorificar a nuestro Salvador en cada paso del camino. Amén.

Predica sobre Pedro: Negación, Arrepentimiento y Perdón

 "Pedro: Negación, Arrepentimiento y Perdón"


Nos sumergimos en el relato profundo y conmovedor de Pedro, uno de los discípulos más cercanos de Jesús. A través de la negación de Pedro, su arrepentimiento sincero y la gracia redentora de nuestro Señor, encontramos lecciones valiosas sobre la fragilidad humana, la importancia del arrepentimiento y el perdón que fluye del corazón compasivo de Jesucristo.

Publicidad

1. Jesús Conoció a Pedro como Nos Conoce a Nosotros (Mateo 26:34)


Comencemos con el momento en que Jesús predijo la negación de Pedro. En Mateo 26:34, Jesús le dijo a Pedro: "En verdad te digo que esta noche, antes de que el gallo cante, me negarás tres veces". Jesús, conociendo la naturaleza humana y nuestras debilidades, no solo vio la acción futura de Pedro, sino que conocía el corazón del discípulo. Esto nos recuerda que Jesús nos conoce tan íntimamente como conoció a Pedro en ese momento. Él ve nuestras luchas, conoce nuestras fragilidades y, sin embargo, nos ama con un amor inquebrantable.


2. Nuestra Confianza Puede Engañarnos (Mateo 26:35)


Pedro, confiado en su propia fuerza, respondió en Mateo 26:35: "Aunque tenga que morir contigo, no te negaré". La confianza propia puede engañarnos, haciéndonos creer que somos capaces de superar cualquier prueba. Sin embargo, la realidad es que, sin la gracia y la fortaleza de Dios, nuestra confianza puede desmoronarse en momentos de prueba. Pedro, a pesar de su afirmación valiente, pronto enfrentaría el desafío que pondría a prueba su lealtad.


3. La Negación de Pedro en la Casa del Sumo Sacerdote (Mateo 26:69-70)


Cuando Jesús fue arrestado, Pedro lo siguió de lejos hasta la casa del sumo sacerdote. Allí, una criada lo señaló y dijo en Mateo 26:69-70: "Tú también estabas con Jesús el galileo". Temeroso de las consecuencias, Pedro negó conocer a Jesús. Esta fue la primera de las tres negaciones que Jesús le había predicho. La presión del momento y el miedo llevaron a Pedro a traicionar a su Maestro.


4. El Segundo y Tercer Momento de la Negación (Mateo 26:71-72)


La narrativa continúa con dos momentos más de negación. En el segundo, Pedro respondió a otro señalamiento diciendo: "No conozco al hombre". En el tercer momento, aquellos presentes insistieron nuevamente, y Pedro, con juramentos y maldiciones, negó conocer a Jesús. En ese momento, mientras Pedro pronunciaba sus negaciones, el gallo cantó, recordándole las palabras previas de Jesús y la gravedad de su acto.


5. Cuando la Conciencia Lleva al Arrepentimiento (Mateo 26:74-75)


Después de la tercera negación, el evangelio de Mateo registra un momento profundo y conmovedor. En Mateo 26:74-75, leemos: "Entonces Pedro comenzó a maldecir y a jurar: No conozco al hombre. Y en seguida cantó un gallo. Y Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: Antes que el gallo cante, me negarás tres veces. Y saliendo, lloró amargamente". Aquí, vemos el poder de la conciencia llevando a Pedro al arrepentimiento. La realidad de sus acciones lo golpeó profundamente, y su dolor se expresó en lágrimas amargas.


6. La Comisión Renovada de Apacentar el Rebaño (Juan 21:15-17)


Después de la resurrección de Jesús, en Juan 21:15-17, presenciamos una escena hermosa y redentora en la playa. Jesús, en Su compasión y amor, restaura a Pedro. Le pregunta tres veces: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas?". Con cada afirmación de amor de Pedro, Jesús le da una comisión: "Apacienta mis corderos", "Pastorea mis ovejas", "Apacienta mis ovejas". Este acto no solo restauró a Pedro, sino que lo llamó a un servicio renovado en el reino de Dios.


7. La Restauración y el Llamado a la Lealtad (Juan 21:15-17)


La restauración de Pedro es una declaración de la gracia redentora de Jesús. A pesar de las negaciones, Jesús restauró a Pedro y lo llamó nuevamente a la lealtad y al servicio. Este acto de gracia nos recuerda que, aunque fallemos, el perdón de Jesús es suficiente para restaurarnos y llamarnos a una vida de fidelidad.


8. La Confianza de Jesús en la Transformación de Pedro (Juan 21:15-17)


La elección de Jesús de confiar a Pedro el cuidado de Su rebaño después de las negaciones demuestra la confianza del Señor en la transformación de Pedro. Jesús ve más allá de nuestras fallas y ve el potencial redentor que Él mismo infunde en nosotros. La confianza de Jesús en Pedro refleja Su confianza en cada uno de nosotros para superar nuestras debilidades mediante Su gracia transformadora.

Predica sobre Pedro: Negación, Arrepentimiento y Perdón

  1. Predica sobre El Grano de Mostaza
  2. Predica sobre Sodoma y Gomorra: Advertencias sobre el Pecado Desenfrenado
  3. Predica sobre El Arca del Pacto. Éxodo 25:10-22

Conclusión:


La historia de Pedro nos ofrece un recordatorio conmovedor de la gracia, el arrepentimiento y el perdón que encontramos en Jesucristo. A través de las lágrimas amargas de Pedro, vemos la realidad de nuestro propio arrepentimiento y la promesa de restauración en el amor de nuestro Salvador. Que esta historia nos inspire a acercarnos a Jesús con humildad, confesar nuestras debilidades y experimentar la gracia redentora que solo Él puede ofrecer. 

 
Acerca | Condiciones de Uso | Politica de Cookies | Politica de Privacidad

El sitio cristiano com Bosquejos, Predicaciones Cristianas,temas de predicas escritas, mision, cristianismo ortodoxo, poemas biblicos, devocional, historias, biblia, descargar y leer en cualquier tecnología como smartphones, tablets o tabletas, computadores portátiles, laptops entre otros.

Juan 3 16 Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.