Somos redimidos por Cristo


Introducción: Dios nos mira a través de la sangre de Cristo, en Su propio juicio es como si el pecado nunca hubiera existido. Así es como Él puede atraernos hacia sí mismo. Estamos justificados. Para definir esto bíblicamente hablando, en la sangre de Cristo, es como si el pecado se borrara por completo.

1. Somos redimidos por la sangre para la justificación.

Dios atribuye justicia a su pueblo para que Él pueda atraernos hacia sí mismo. Es por eso que Jesús murió en la cruz, derramando Su sangre, porque al hacerlo, Él cargó nuestro pecado sobre Sí mismo. Después de su muerte, Jesús fue enterrado en una tumba. Pero, según 1 Corintios 15: 20-23- “Pero ahora Cristo ha resucitado de entre los muertos... Jesús salió de la tumba para ser nuestro conquistador, para que pudiéramos conquistar nuestra salvación mediante la redención.

2. Somos redimidos por la Sangre de Cristo para alcanzar la Vida Eterna.

La Biblia enseña que nuestros cuerpos serán transformados para estar preparados para ese reino celestial. 1 Corintios 15: 43-44 - resucitado en gloria y resucitado un cuerpo espiritual. 2 Timoteo 1:10 – “. . . Jesucristo, quien abolió la muerte y trajo vida e inmortalidad y luz a través del Evangelio.”
 A través de Su muerte, él nos trae vida espiritual. Cuando Jesús, a través de Su muerte, quitó nuestros pecados, una vez más nos reconciliamos con Dios. La reconciliación significa "volver a hacer amigos". Den gracias a Dios por el Evangelio de Cristo como Él porque seremos salvos por Su sangre. Esa es una declaración de vida y muerte. Si no crees, perecerás.

3. Somos redimidos por la Sangre de Cristo mediante el arrepentimiento.

Hay una respuesta al cambio. . . . . . Debes estar arrepentido. Lucas 13: 3 y 5 dice que Si no te arrepientes, perecerás".
El arrepentimiento significa cambiar tu vida. Al confesar a Cristo como tu nuevo Señor. Una respuesta de cambio de posición. . .moviéndose del mundo hacia Cristo y Su Iglesia.
Somos bautizados para la remisión de nuestros pecados. Una vez en Cristo, Cristo nos agrega a Su cuerpo. . . ¡La Iglesia! Obedecemos de acuerdo con los mandamientos y ejemplos que se muestran en la Biblia.
Somos redimidos por Cristo

Conclusión
Necesitamos seguir el Evangelio para mover nuestras almas de un estado perdido a un estado salvo ante Dios y recibir el perdón de nuestros pecados y la purificación de nuestras almas eternas para escapar de la eternidad de la muerte y ser añadidos a la iglesia, y de acuerdo con 1 Corintios 15:24, la iglesia será llevada al cielo.
¿Quién se va al infierno? Aquellos que no conocen a Dios y no obedecen al Evangelio.

Postagens Sugeridas, Relacionadas e Anúncios
 

Juan 3 16 Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.

voltar